Las gentes de Bielsa

Conocida como la puerta natural y guardián del Monte Perdido, Bielsa se alza a 1.053 metros de altitud, en la confluencia de los ríos Cinca y Barrosa, en la comarca del Sobrarbe (Huesca). 

Bielsa, centro neurálgico del valle, cuenta con la compañía de Javierre, Parzán, Espierba y Chisagüés, aldeas que completan un paisaje de cuento con sus exuberantes bosques y grandes picos.

A pesar de que no Bielsa no cuenta con una población muy elevada (apenas habitan la villa 300 personas), son bien conocidas en toda la zona pirenaica las historias y  peculiaridades de sus gentes. 

Características 

La vida y la economía de los municipios del valle de Bielsa dependían tradicionalmente de la naturaleza que les rodeaba. Por eso, la población de la villa centraba su ocupación en actividades primarias (agricultura, silvicultura y pastoreo), así como en la actividad minera de extracción de galena argentífera de Liena, hoy en día abandonada.

Pero con el paso del tiempo y la apertura del túnel  internacional  Bielsa-Aragnouet,  en 1976, que unió el valle de Bielsa con Francia, el turismo y el comercio se han convertido en los dos grandes pilares de la economía belsetana.

Sus gentes han sabido mantener las raíces tradicionales hasta día de hoy y crear su propia identidad en medio de las escarpadas montañas. Se caracterizan por ser un pueblo con fuerte temperamento, tenaz,  orgulloso, solidario, supersticioso y amante de la naturaleza.

Leyendas 

Como es característico en el Pirineo, Bielsa también entraña algunos secretos místicos en forma de literatura popular. Por eso, los más ancianos del pueblo cuentan a los niños del lugar algunas historias como la leyenda de Nuestra Señora de Pineta, quien dispone en este paraje idílico de una ermita desde el 1800, y en la que se narra cómo se encontró y se quedó en el valle esta virgen.

Otra historia, quién sabe si real, es la del Paso de las Devotas, que cuenta la leyenda de que las religiosas del convento de Badaín construyeron la primera vía de comunicación entre los valles de Bielsa y Gistaín, por eso, se aconseja que cada vez que los paisanos transiten por ahí deben orar para conjurar cualquier posible peligro.

Pero, como es de esperar, la gran historia de Bielsa sucede cuando el oso pardo, animal temido de cuantos habitan por la zona, símbolo de fuerza y de naturaleza salvaje, sale de su letargo invernal cuando llega la primavera. En este caso, los onsos, pastores y demás personajes son recreados cada año en el famoso Carnaval de Bielsa. 

Música y danza

El principal instrumento musical de Bielsa y sus zonas aledañas es la gaita de boto aragonesa. Acompañada de otros instrumentos de cuerda (guitarra o bandurria) o de percusión (pandereta) ha servido hasta hoy día para entonar las canciones tradicionales del valle. 

La gaita importancia de la gaita para las gentes del lugar se ve reflejada en algún dicho popular como este: “la mujer del gaitero tiene fortuna, ella tiene dos gaitas, las otras una”.

Además, en Bielsa se conservan gran cantidad de bailes tradicionales, con clara influencia del país vecino. El Villano, El Chinchecle, El Cadril o El Tin-tan son interpretadas en las fiestas patronales de los pueblos del valle  y se trata de danzas en grupo en las que se ocupa un amplio espacio.

El belsetán 

Por último, es imprescindible destacar el besetán como seña de identidad del pueblo de Bielsa. Constituye un dialecto de la lengua aragonesa, como el chistabín o el cheso, que se hablaba con normalidad hasta principios del siglo XX.

Como el resto de estas lenguas, fue perdiendo presencia con la modernización de los pueblos, la extensión de la educación y la influencia turística, por lo que en la actualidad son muy pocas las personas que conocen y  hablan belsetán. 

Algunos vecinos, queriéndolo mantener vivo, han realizado varios estudios sobre esta lengua, como “Barré”, “Baitico” o  Chabier Lonzano.

Asimismo, los visitantes del Museo de Bielsa podrán conocer de primera mano algunas joyas documentales de esta lengua que todavía se conservan.

Aquí puedes compatir este artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on google
Google+
Share on whatsapp
WhatsApp
MUSEO DE BIELSA • JOSE Mª ESCALONA • Plaza Mayor, s/n • 22350 Bielsa (Huesca) • Teléfono: 974 50 10 00 • secretaria@bielsa.com